¿Cómo superar la fobia al dentista?

paciente con ansiedad y miedo al dentista

La odontofobia o fobia al dentista afecta aproximadamente al 10% de la población española, siendo un problema más habitual de lo que parece. Un trastorno de ansiedad en el que la persona experimenta ataques de pánico y crisis de angustia, haciendo que la mayoría de los pacientes intenten evitarlo no yendo a la consulta e impidiendo el tratamiento dental, lo que puede derivar en graves problemas de salud llegando a situaciones muy extremas como la pérdida de piezas dentales.

El miedo al dentista hace que muchas personas pasen años sin ir al dentista ya que solamente de pensarlo sienten un alto grado de ansiedad, dando lugar a un círculo vicioso en el que evitar ir al dentista termina provocando un grave deterioro de la salud bucodental y un aumento de los sentimientos de culpa y vergüenza, lo que refuerza aún más la ansiedad.

Pero, ¿qué es lo que causa el miedo al dentista? En la mayoría de los casos la fobia al dentista está relacionada con el miedo al dolor o a los pinchazos de la anestesia y está reforzado por experiencias negativas en el pasado, sobre todo en niños. Pero también puede tener que ver con el coste económico que puede suponer, la incomodidad de la postura, tener la boca abierta, que nos introduzcan en ella muchos aparatos y que no sepamos a ciencia cierta qué es lo que nos van a hacer en cada momento.

Pero además, el modelo familiar y el entorno son factores de gran importancia y esta situación es habitual verla entre padres e hijos. Los comentarios y actitud de los padres en la clínica dental también determinan la actitud de sus hijos a futuro.

Así pues, el miedo al dentista es multifactorial. Aunque probablemente sean los factores relacionados con la vulnerabilidad cognitiva los que más influyen, como el temor a lo desconocido o la falta de control sobre lo que nos puede ocurrir. Por eso, cuando los profesionales explican en qué consiste la intervención, las herramientas que se van a usar y lo que se va a hacer en cada momento, el paciente suele ir relajándose y conforme va avanzando el tratamiento y ven que no hay dolor, van tomando más confianza.

¿Qué puedo hacer para evitar la fobia al dentista?

Los odontólogos saben muy bien que muchos de sus pacientes padecen fobia al dentista y se forman para enfrentarlo. Pero, ¿qué pueden hacer los propios pacientes para evitarlo?

  • Identificar la causa del miedo: es importante que antes de ir al dentista el paciente reflexione sobre las causas de la fobia al dentista y que se analicen tranquilamente.
  • Buscar una clínica de confianza: podemos preguntar entre nuestros familiares o nuestro círculo de amigos a qué dentista van normalmente para que nos recomienden uno y nos cuenten su experiencia. Además, solicitar información a la clínica antes de llevar a cabo el tratamiento puede ayudarnos a resolver muchas dudas.
  • Prepararse mentalmente: es importante que evites cualquier foco de estrés o ansiedad. Además, es recomendable pedir a alguien que nos acompañe para evitar cancelar la cita y que nos mantengamos distraídos durante la espera.
  • Hablar con el dentista: cuando entres a la consulta, es aconsejable que le expliques al profesional sobre tu miedo al dentista. Ten en cuenta que él es el más interesado en que sus pacientes superen este temor y sabe cómo tranquilizarlos. Pero además, en algunas clínicas cuentan con tratamientos especializados para pacientes con este tipo de fobias, como la sedación consciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.