¿Sabías que el descubridor de la anestesia fue un dentista?

Pues sí, en 1844, el Odontólogo Estadounidense Horace Wells iba a llevar a cabo unos de los descubrimientos más importantes de la historia de la humanidad en general, y de la medicina en particular, la anestesia.

Todo comenzó en diciembre de 1844, en la feria de la pequeña ciudad de Hartford (Vermont, EEUU). Entre las diferentes atracciones y espectáculos ambulantes que habían acudido a la feria, se encontraba el de Gardner Q. Colton, estudiante de medicina y showman, que recorría el país realizando espectáculos. Una parte de sus shows consistía en hacer inhalar óxido nitroso a voluntarios presentes entre el público, los cuales, bajo los efectos del gas, no dejaban de reir, se movían con torpeza y se comportaban de forma estúpida, provocando las carcajadas del resto de asistentes.

Horace Wells

Esa tarde, entre el público, se encontraban el joven dentista Horace Wells y el farmacéutico local Samuel Culley, el cual se ofreció voluntario a inhalar el gas. Al hacerlo, comenzó a correr sintiéndose perseguido por un enemigo imaginario. En su huida chocó estrepitosamente contra un banco de madera. Horace Wells, que presenciaba la escena, observó que el farmaceútico, pese a haberse provocado graves heridas en las piernas, regresaba a su asiento tranquilo y sin dar una mínima señal de dolor.

Al día siguiente, Horace regresó y convenció a Colton para que le administrase aquel gas mientras otro colega le extraía una muela del juicio. Como había intuido, el procedimiento no le produjo ningún tipo de dolor. Acababa de comenzar una nueva era en la medicina. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.