Muelas del juicio: ¿es necesario extraerlas?

Dolor de muelas

Muchos son los pacientes que asisten a nuestra Clínica por las muelas del juicio. Y habitualmente se trata del dolor causado por su aparición.

Las muelas del juicio son también conocidas como cordales y son las últimas piezas dentales que salen, generalmente entre los 18 y los 22 años. Sin embargo, a veces erupcionan antes o después o, incluso, nunca. El problema, es que en muchos casos estas muelas no tienen el espacio suficiente en la boca para salir y quedan retenidas, no erupcionan o dañan los dientes adyacentes para hacerse espacio.

Son varios los síntomas de las muelas del juicio pero el principal síntoma de su aparición, es dolor en la zona. Asiste a Clínica Torrelara en Illescas (Toledo) para consultar cualquier dolor o molestia causada en tu boca por los cordales, así nuestros expertos evaluarán la situación y podrán extraer el molar de ser necesario.

Algunos problemas causados por las muelas del juicio:

Aquellos cordales que no erupcionan correctamente del hueso o la línea de la encía, no se desarrollan adecuadamente y causan dolor. Esto es común en al menos un 90% de la población y ocurre debido a la falta de espacio adecuado para que la muela salga completamente, pudiendo quedarse bloqueada en distintas posiciones.

Además del insoportable dolor de muela, este problema puede afectar la garganta, el oído y ser un dolor muy intenso para el paciente, causándole estrés y dolor de cabeza lo que lo imposibilita en sus actividades diarias. Otras molestias frecuentes son la inflamación, aftas y llagas en la encía alrededor de las cordales o dificultad para abrir la boca, lo que repercute en su alimentación.

¿Qué pasa si no la extraigo y no posee el espacio para que salga adecuadamente?

Tu dentista, después de un diagnóstico clínico y radiológico, determinará si lo mejor es extraer la muela porque no posee el espacio adecuado y así prevenir mayores problemas y eliminar el dolor causado por su aparición. De no ser extraída oportunamente la muela enquistada puede generar distintos problemas en tu boca: 

  1. Infección en las encías. La aparición del cordal provoca una inflamación progresiva de las encías también llamada pericoronaritis.
  2. Infección en el hueso. Se trata de una infección que destruye el hueso alrededor del cordal y puede afectar a los dientes adyacentes.
  3. Caries en los dientes vecinos. Debido a que esta zona se vuelve difícil de alcanzar para la limpieza, y restos de comida pueden quedarse y descomponerse.
  4. Dolores frecuentes. De cabeza, oídos, dolor facial general, entre otros. 
  5. Sacos llenos de líquido. Quistes.
  6. Presión constante a los dientes adyacentes, provocando en casos la reabsorción de estos cuando la muela del juicio no tiene suficiente espacio para salir.

¿Extraer o no la muela del juicio?

‘’ ¿es necesario?’’. Es posible que la extracción de las muelas de juicio no sea necesaria si:

  • Están sanas.
  • Crecieron por completo (salieron totalmente).
  • Tienen la posición adecuada y la mordida con la muela opuesta es correcta.
  • Se pueden limpiar como parte de la práctica de higiene diaria.

Sin embargo, debes considerar la opinión del experto, y si resulta necesaria la extracción de la muela, no debes temer. Los procedimientos odontológicos son cada vez menos dolorosos, más seguros y con una más rápida recuperación. En Clínica TorreLara somos pioneros y expertos en la sedación consciente, así como en lograr crear un estado de relajación y bienestar en nuestros pacientes mientras llevamos a cabo los tratamientos odontológicos necesarios. 

Además, no solo debes visitar al dentista cuando presentes dolor, recuerda que las visitas regulares son esenciales y preventivas. Todos nuestros procedimientos son llevados a cabo profesionalmente tomando como prioridad el bienestar y la salud de nuestros pacientes. Visítanos en Illescas, provincia de Toledo o contáctanos para agendar tu cita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *