Claves para mantener tu boca sana 7/7

Boca-sana

Los dientes limpios son una cosa, pero la boca habla sobre nuestra salud y si está limpia y además completamente sana significa que gozamos de una salud óptima y una buena calidad de vida. La Organización Mundial de la Salud define una boca sana como aquella ausente de dolor orofacial, infecciones orales y dentales, cáncer oral o de garganta, enfermedades periodontales, caries, pérdida de dientes y otros trastornos o patologías.

El desconocimiento de buenos hábitos de higiene y de la importancia de la salud dental aunado a algunas situaciones difíciles en nuestras vidas, nos distraen de los hábitos de higiene o agravan patologías bucales que afectan a nuestra salud.

En nuestro Blog y dentro de Clínica TorreLara, te explicamos las claves para mantener tu boca sana, básicamente con buenos hábitos de higiene bucodentales que mantienen bajo control aquellas bacterias que afectan nuestra salud y bienestar.

Cuídate del estrés.

El estrés es una tensión constante y ansiedad que puede afectar a nuestra salud y originarnos problemas en nuestros dientes y encías. Una consecuencia de esta tensión es el Bruxismo, conocido como el hábito de ‘’apretar o rechinar los dientes’’ y una de sus principales causas es el estrés, el cual afecta a niños y adultos. Con la aparición de los primeros síntomas del bruxismo, que suelen ser dolor de cabeza y cuello, dolor en los músculos de la cara, desgaste dental y chasquidos al abrir o cerrar la boca, lo mejor es acudir al dentista para ser tratado oportunamente.

Además, las personas que padecen de estrés prestan menos atención a su higiene bucal, ocasionando enfermedades bacterianas en la boca o el avance de problemas orales mientras suspenden las visitas al dentista. Por el bien de tu salud, ¡no dejes que gane el estrés!

Cepíllate correctamente. 

El cepillado es la base del cuidado bucal, lo más recomendable es hacerlo al menos dos veces al día, durante unos dos minutos y con crema dental fluorada. 

Usa hilo dental

La higiene interdental previene la formación de caries y elimina el sarro, se realiza después del cepillado con un hilo dental o cepillo interdental. 

…Y enjuague bucal

El enjuague reduce el volumen de la placa, debe acompañarse con el hábito del cepillado y nunca como sustituto de éste. De acuerdo con el Dr. Castro, quien es máximo responsable de la Organización Colegial, el uso del enjuague tiene muchos beneficios pero debe ser usado bajo prescripción del dentista ya que son específicos para cada situación y su inadecuado consumo podría ocasionar problemas dentales.

Ten buenos hábitos alimenticios. 

Indirectamente, una buena alimentación refuerza el sistema inmune para defenderse de cualquier infección, y directamente el consumo de algunos alimentos limpia nuestra boca, combate el mal aliento y aporta los nutrientes necesarios para su sano desarrollo. Además, ingerir agua y consumir frutas y verduras para mantener la hidratación corporal, mejoran la calidad de la saliva y que sea la adecuada para proteger los dientes. En contraparte,  algunos medicamentos y la carencia de determinados nutrientes generan problemas bucales. Evita el tabaco y el alcohol.

Mantén las encías sanas.

Las encías sanas son aquellas de color rosado o sonrosado y aunque suelen pasar desapercibidas, también son importantes. Todos nos preocupamos cuando sangran, se inflaman y enrojecen pero estos problemas son causados por unos malos hábitos de higiene en que no son consideradas las encías. Las encías se cuidan con una buena técnica de cepillado y el uso del hilo dental o cepillo interdental, de esta manera se previene la formación de bacterias que originan la gingivitis y periodontitis.

Las encías sanas no sangran, cubren el tercio radicular del diente y no hay señales de hipersensibilidad, mal aliento ni movilidad dental. En el caso de encías enfermas, estas se vuelven de color amoratado, sangran de forma espontanea, se ven hinchadas, hay mal aliento y movilidad dental. 

Acude a una Clínica dental. 

Por último, pero no menos importante, debes saber que las bacterias que no son eliminadas por completo en el cepillado pueden dañar el esmalte dental provocando caries, manchas, sarro e incluso la caída de los dientes. Opta por la prevención, ¡mejor prevenir que curar! Acude a Clínica TorreLara para las consultas regulares y realizar una limpieza profunda a tus dientes. Además, el profesional examinará la salud general de tu boca para prevenir consecuencias negativas que comprometan tu salud y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *